Encuentra tu Marca Personal con la Meditación | Feli García

Encuentra tu Marca Personal con la Meditación

Todo buen emprendedor que se precie tiene que cuidar su Marca Personal. Esto es obvio, seguro que ya lo sabes y por eso delegarás esta función a profesionales que se dedican a ello.

Pero ¿Qué pasa cuando todavía no tienes clara la imagen que quieres proyectar? ¿Cuándo todavía no has llegado a tu esencia? ¿Cuándo todavía no has conectado con tu Ser?… Pues que toda esa información que tienes que darle a ese profesional para que te haga tu marca , no es clara, y si tú no lo tienes claro, es más difícil que pueda captar tu esencia.

Hay un elemento clave a la hora de emprender y que muchas veces pasamos por alto: ​LA MEDITACIÓN.

Casi siempre buscamos fuera las ideas creativas, las respuestas, las soluciones a lo que nos inquieta… pero desde ese lugar te quedas en un espacio muy limitado que es la mente. Puedes tener muchos conocimientos, pero siempre tu respuesta estará limitada a tu estructura mental.

¿Te imaginas poder tener respuestas ilimitadas y creativas? Eso se consigue con la meditación.

¿Sabes lo que tienen en común los grandes empresarios de éxito? Que cada día reservan un espacio de su tiempo para meditar, al centramiento. Por eso es tan importante saber de verdad quién eres para que tu marca personal sea fiel reflejo de tu Ser. Esto va a transmitir confianza a tus posibles clientes porque va haber coherencia entre quién eres y tú Marca. Tan simple y tan sencillo.

Cuanto más buscas la respuesta desde la mente y el ego, más confusión hay en ti. Cuanto más buscas la respuesta desde tu Corazón, desde tu Maestro Interior, más claridad tienes.

Como Terapeuta Transpersonal, profesora de Yoga y Meditación, te recomiendo la meditación transpersonal, es muy sencilla y se inspira en la práctica Zen.

Hay 3 puntos fundamentales:

  • La postura
  • La respiración
  • La actitud

Postura.

Cierra los ojos… ponte cómoda, afloja cualquier prenda de ropa que te pueda molestar. Vamos a tomar consciencia con la postura. Siéntate sobre un cojín o zafú de forma estable, hazlo sobre la parte delantera del cojín y báscula la pelvis ligeramente hacia delante para respetar la curvatura natural de la zona lumbar. Cierra las piernas de forma que un tobillo quede por delante del otro y relaja las piernas para que las rodillas bajen hacia el suelo.

Si no te llegan, no te preocupes, puedes colocar cojines para estar más cómoda.

Si estás sentada en una silla, apoya bien los pies en el suelo. Tanto en un caso como en el otro, siente como tus pies o piernas se apoyan bien contra el suelo, enraízan y conectan con la madre Tierra.

Espalda recta, hombros relajados, barbilla levemente inclinada hacia abajo, manos encima de las rodillas o entrelaza las manos y llévalas a tu regazo (como te sea más cómodo).

Apoya la lengua en el paladar junto a los dientes de arriba. “Siente la estabilidad de la postura, vívela”.
Por regla general, es importante buscar un sitio tranquilo, sin ser molestados.

La respiración​.

Al respirar de forma consciente, tenemos otra percepción de la realidad. Puedes empezar con una inhalación profunda, exhalando lentamente para soltar tensiones, problemas, preocupaciones…

A continuación, la puedes modular de forma suave para ir rompiendo corazas y resistencias, hasta dejarla fluir libremente como las olas del mar. Relaja tu cuerpo y déjate ir. Ayúdate por la respiración, irás conectando con tu interior. Es un ejercicio de atención sostenida, donde tendemos a vaciar la mente de pensamientos superfluos.

“Deja fluir la respiración de forma natural sin forzarla”

La actitud.

Ábrete a la experiencia, de forma sensible, con AMOR. “Cultiva la sonrisa interior”

¿Cómo empezar a meditar?

Si no has meditado nunca, no te preocupes, es más fácil de lo que parece. El primer error es forzarte en dejar la mente en blanco.
“Hay que esforzarse en no forzarse”. Meditar no es dejar la mente en blanco, es dejar pasar los pensamientos sin juzgar, simplemente observarlos.

La mente no se puede controlar, si tratas de pararla, verás que es imposible. Sólo tienes que no hacer nada…¡Y esa es la gran dificultad! “Cuanto más te sueltas, más te abres”

Con la práctica, ese esfuerzo por no hacer nada desaparecerá y el dejarte fluir será algo natural. En realidad, cuando te conviertes en observador, es cuando aparece el testigo silencioso, tu verdadero SER. (extracto de mi libro: “ABRE TU CORAZÓN”).

Por eso, permítete incluir en tu agenda un espacio reservado a meditar, que hará que tus acciones sean más claras, ayudándote a mantener un buen enfoque.

Ahora ya lo sabes, cuando contrates a un buen profesional que haga tu Marca Personal, tienes que haber hecho ese maravilloso viaje hacia tu interior porque tú solo tú sabes quién eres. Aunque sólo sean 5 minutos al día, regálate ese tiempo para estar en ti, ya me dirás los cambios maravillosos que se van produciendo.

“Una gran marcha empieza con un pequeño paso”

Ebook Marca Personal
Feli Garcia Coach
Feli García

Experta en Desarrollo Personal y Bienestar: Autora de los libros ABRE TU CORAZÓN Y 40 REFLEXIONES PARA DESPERTAR TU AUTOESTIMA, Coach de Intervención Estratégica, Formadora, Terapeuta Transpersonal, Instructora de Yoga-Meditación, Asesora de Imagen Personal, entre otras cosas…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *